Psicodiagnóstico y Organización

Psicodiagnóstico y Organización

Escrito por: Emma Barthe

¿Psicodiagnóstico llevado al mundo de las organizaciones?

Sin duda alguna.

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) reconoce que en la Unión Europea se pierden unos 136.000 millones cada año por problemas de naturaleza psicosocial.

Una empresa modelo (Holding) me ha hecho la siguiente petición:

-Emma, queremos que nos hagas una evaluación para dos directivos. Gracias.-

Las dimensiones que nos interesan considerar para valoración según lo observado son:

Candidato uno:

  • Manejo de emociones en situaciones de tensión.
  • Percepción de sus propios recursos.
  • Nivel de energía y constancia.
  • Responsabilidad e implicación.
  • Manejo del estrés.
  • Impulsividad vs Control.
  • Estilo de liderazgo.

Candidato dos:

  • Perfeccionismo vs Pragmatismo.
  • Flexibilidad vs Dureza.
  • Voluntad vs Automatismo.
  • Apertura.
  • Resiliencia.
  • Capacidad estratégica.
  • Estilo de liderazgo.

Esta solicitud es un ejemplo de iniciativas innovadoras y valientes propias de empresas conscientes que impulsan el autoconocimiento enfocado a la autorrealización en el entorno laboral, que trasciende lo puramente mecánico o impersonal y se centra en la profundización de uno mismo en la continua actualización de sus potencialidades.

Dicho esto, ¿Psicodiagnóstico en las organizaciones?

Como dice Jordi Vilà,  Presidente de Nexe, The Way of Change y principal apoyo de esta pionera iniciativa.

-¡Ya estamos tardando!-

El éxito de cualquier intervención dirigida al cambio y la transformación es realizar un “buen diagnóstico”.

A través del psicodiagnóstico podemos evaluar de manera objetiva nuestra realidad psicológica y forma de relacionarnos con el entorno, con el fin de promover mejoras en nuestro estado de ser y abrirnos a la realización de nuestras posibilidades desde el autoconocimiento, la autoaceptación y la motivación.

El psicodiagnóstico nos permite…

  • Facilitar el autoconocimiento y la capacidad de autodominio.
  • Identificar rasgos, tendencias y patrones de conducta que puedan estar interfiriendo con nuestro éxito o desarrollo personal, así como la forma en que repercute en nuestro equilibrio.
  • Favorecer la comprensión y control de nosotros mismos con el fin de alcanzar nuestros propósitos de vida.
  • Mantener una actitud realista y al mismo tiempo constructiva hacia uno mismo.
  • Distinguir y diferenciar lo que nos es favorable de aquello que necesitamos cambiar.
  • Reconocer aspectos de nuestra personalidad que a veces desconocemos o nos cuesta reconocer.
  • Potenciar la autoconfianza y la seguridad en nosotros mismos, favoreciendo la autoestima.
  • Ser más honestos con nosotros mismos y mejorar como personas.
  • Fomentar desde el autoconocimiento, la autorrealización además de la salud y el bienestar.
  • Desarrollar un plan de acción.
  • Ser más conscientes.

Y quién puede resistirse a ello?

Para ampliar la información y conocer más sobre el Psicodiagnóstico, no dudes en contactarnos:

info@arise.pro |  93 467 76 89

Próximos eventos